Bienvenidos

Después de tantos años de docencia, decidí que era el momento de comenzar a compartir todo lo aprendido.
Espero que encuentren en este lugar, lo que han venido a buscar , tanto los que recién comienzan a recorrer este camino como los que ya llevan tiempo en él.
Ayúdenme a seguir disfrutando de la aventura de educar, ya no solo a los chicos, sino también a los grandes que todavían tengan ganas de hacerlo.

viernes, 17 de junio de 2011

Para aprender sobre plantas, hacemos un herbario

Para el Proyecto Nº 2 de Primer grado tomé como eje transversal de Cs Naturales, Los seres vivos-Las plantas, sus partes- y para desarrollar estos contenidos, les propuse a los chicos hacer un herbario.
Como en todo comienzo de Proyecto, les cuento lo que vamos a estudiar durante esos dos meses y cuál es el Producto final que vamos a alcanzar.
En este caso, además tuve que explicar el significado de la palabra HERBARIO y cómo haríamos para secar las hojas y flores aportadas por todos.
Se hace el pedido a las familias de los chicos de flores y hojas, pegadas en papel de diario y con el nombre de la planta a la que pertenecen.
Mientras el material se va secando, con el correr de los días, vamos escribiendo las páginas y guardándolas hasta que todas están listas.
Una vez terminados todos los textos, les explico que para que haya un orden en las páginas, podemos usar las letras iniciales de cada hoja/flor (ya que el herbario tiene dos secciones) y entonces es el momento de aprender con un sentido de necesidad, a ordenar alfabéticamente y así tendrán su primera aproximación al abecedario. Practicamos ordenando alfabéticamente sus nombres, miramos la lista de alumnos del registro de asistencia, y aprovechamos el momento para que Valentina muestre el diccionario que usa para trabajar ortografía y que mantiene el mismo orden, antes mencionado.
Una vez terminadas de ordenar todas las páginas del herbario, eligen por votación un nombre para ponerle y hacemos la tapa.
El trabajo terminado comienza a pasar de casa en casa.Antes los chicos hacen una lista con sus nombres que queda pegada en el salón para ordenar quién lo lleva cada día.
Al final del herbario van unas hojas en blanco donde los papás que quieren, opinan.
A continuación, dos páginas del herbario con secuencia de actividades.